What if

Una saga que atesora un evidente espíritu gamberro y transgresor. Con diálogos, comentarios y chascarrillos en los momentos idóneos para desmitificar muchas escenas y comportamientos. Por supuesto, tenemos escenas épicas y varias odas a la amistad, pero ninguna de las partes implicadas en las obras de marras es un adalid de la perfección y el honor. ¿De qué otra manera podríamos describir a este equipo de antihéroes que se hacen llamar como los Guardianes de la Galaxia? Con un ritmo divertido, vibrante y lógico dentro del caos, las andanzas espaciales de estos desvergonzados personajes no dejan indiferente a nadie, llegando hasta los confines del universo.

Y aunque es posible que el lugar donde vivimos se quede pequeño para este grupo de inadaptados sociales, no nos queda más remedio que seguir con marcha firme de cara a explorar nuevos horizontes y posibilidades que definen el conjunto de los muchos universos existentes. El Universo Cinematográfico de Marvel sabe mucho de esto, lo de explorar las posibilidades infinitas del universo por medio de realidades alternativas. Y es que, si las cosas hubieran sucedido de manera completamente diferente… las consecuencias serían inesperadas. Esas sorpresas son las que nos encontramos en la serie de animación que protagoniza estas líneas, una de las incorporaciones más recientes a Disney+.

Una especie de Robin Hood cósmico

Si el episodio 1 nos propuso un escenario en el que la Capitana Carter se convertía en la primera Vengadora, este episodio 2 de ¿Qué pasaría si…? (What if…?) nos plantea conocer otro escenario que el que ya conocemos en las películas de James Gunn. 

Un escenario que nos regala la última oportunidad de escuchar al ya difunto Chadwick Boseman, príncipe de Wakanda, en el papel de Star-Lord. Esto trae consigo muchos cambios, dado que la esencia noble y diplomática de T’Challa lo hace un personaje muy distinto sobre el resto, en especial a Peter Jason Quill. Tanto es así que la galaxia es muy distinta a la que conocemos en las adaptaciones cinematográficas pertinentes, sobre todo porque muchos de los personajes que ya conocemos son muy diferentes en su forma de ser, incluso en figuras que nunca habríamos imaginado.

Podría decirse que la versión que nos ocupa de Star-Lord es una especie de Robin Hood, luchando contra la tiranía y las injusticias que son la causa subyacente de los más desfavorecidos, que vulneran esas leyes no escritas. Alguien con la suficiente determinación para aprender más acerca del universo y cambiar la visión de las personas con el tiempo. Por ende, la mayor parte de esta aventura que surca las estrellas juega con esto, con la voluntad de cambiar para mejor el universo que nos rodea. Si bien, este episodio 2 de ¿Qué pasaría si…? (What if…?) también se para a reflexionar sobre la familia, cuyo elemento primordial es el amor que se da entre sus miembros, y que no está atado a la sangre.

Estos son algunos de los elementos distintos de esta historia, mucho más convencional y distendida que la del primer episodio, pero que logra explotar un universo con muchas posibilidades.

Esta reseña ha sido realizada gracias a una suscripción de Disney+.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here