what if

Todo empieza y todo acaba… Esperamos con ganas el principio de algo que nos importa… pero desde el comienzo de su llegada empieza también el final. 

A lo largo de ocho episodios de lo que parecía una serie antológica, la producción televisiva animada de Marvel Studio conecta finalmente con todo lo que conocemos del MCU y con todo lo visto anteriormente. Dicho de otra manera y mediante un baile limpio, hondo y perfectamente hilvanado, este episodio 9 de ¿Qué pasaría…? (What if…?) no solo es un homenaje a todo el universo cinematográfico, sino que también sabe cómo forjarse su propio camino por medio de un colofón final en base a todas las acciones llevadas a cabo.

A este respecto, continuando tras los hechos acaecidos en el anterior episodio, el cual dio paso a un Ultrón que logró dominar todas las gemas del infinito, reimaginando así los sucesos conocidos en la película homónima, y dando comienzo a una Guerra Multiversal. Al fin y al cabo, su concepto de la paz no solo reside en la ausencia de toda vida en cada rincón del universo, sino también la de otras realidades, algo que termina llamando la atención del omnipresente narrador de ¿Qué pasaría si…?

Un equipo de individuos extraordinarios

Por ende, Uatu, El Vigilante, es un personaje clave para comprender la serie que nos ocupa en toda su grandeza. Creado por Stan Lee y Jack Kirby en los anales de la Marvel moderna, pocos entes cósmicos son tan reconocibles y característicos como este calvo cabezón que vigila todos los rincones del universo. Si bien, su misticismo se desvanece momentáneamente en el episodio que nos ocupa, adoptando un rol más activo en la supervisión de los distintos acontecimientos y no tan solo como un mero espectador. No tiene otra opción que romper su juramento de nunca interferir.

que pasaria si

En este caso, encontrando a los seres más extraordinarios del multiverso, con la esperanza de proteger toda vida de amenazas masivas. Esto afecta mucho, y para bien, al ritmo del episodio, ofreciendo a todos los personajes el protagonismo que se merecen y experimentando con situaciones extremas para que el tedio no asome en ningún momento. Y aunque en ocasiones el humor cañero, así como el cachondeo absurdo, hacen acto de aparición, todo el episodio 9 rezuma la esencia del UCM, condensando todo aquello que ha hecho tan satisfactoria a la serie que nos ocupa.

De alguna manera, cierra la puerta, pasa la página, transita por nuevos caminos y abre nuevas posibilidades. Sí, todavía nos queda un multiverso de infinitas posibilidades.

Esta reseña ha sido realizada gracias a una suscripción de Disney+.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here