Fate of Kai

Vivir consiste en improvisar, en superar obstáculos y en pasar página. Escribimos nuestra historia con el pasar de los años y, de tanto en tanto, caemos en la vieja costumbre de rememorarla. Probablemente, haciéndolo nos damos cuenta de situaciones que habríamos preferido evitar, o que nos habría gustado guardar en nuestra memoria con mayor detalle, pero todas nuestras vivencias son valiosas, puesto que han conformado nuestra forma de ser y de actuar.

Es por esto mismo que no podemos tomar un hecho aislado para juzgar a alguien o a nosotros mismos. Porque a medida que vamos escribiendo capítulos, puede parecer que el rumbo se difumina y no queda claro cuál era nuestro objetivo. Sin embargo, al contemplarlo de forma global, observando las viñetas como un todo, nos cercioramos de que todo está relacionado, de que existe una idea subyacente que cohesiona la historia de principio a fin. Esto es lo que sucede con Fate of Kai, el título de Trylight Game Studio que nos presenta un cómic interactivo.

Inmersos en las páginas de un cómic

Nuestro día a día está lleno de tareas a realizar, a menudo repletas de complicadas premisas y tan relacionadas entre ellas que resulta un desafío organizarlas. En este sentido, Fate of Kai nos pone las cosas fáciles, puesto que nuestro único objetivo consiste en llevar un misterioso cofre a un castillo. Aun así, no es oro todo lo que reluce, y es que nuestro protagonista no ha elegido tomar ese camino. De hecho, ni siquiera ha podido decidir qué quería hacer con ese pequeño baúl, sino que por azares del destino, ese extraño cofre se convierte en su fiel compañero de fatigas.

Fate of Kai

Llevar una carga de tal calibre, aboca a Kai al ensayo y error, puesto que como todo ser humano, comete errores que impedirán que llegue a la casilla de meta. No obstante, gracias a la disposición de la historia, enmendarlos sí será tarea fácil. Esto es, cuando tenemos un libro entre manos, podemos releer algunos pasajes si observamos que hemos perdido el hilo, un principio que también se aplica en el título que nos ocupa. 

De esta manera, pasar página no solo significa olvidar, sino que en Fate of Kai es la clave para poder avanzar. A través de un inventario que nos permite guardar varios tipos de acciones en la manga, podemos reorganizar nuestros movimientos con el fin de obtener algún objeto, como monedas o libros, pero también para modificar el pasado y su repercusión sobre el momento presente. 

AVISO – DESTRIPES A CONTINUACIÓN

Encerrados en un bucle rutinario

Pero detrás de esta inocente fachada, se esconde una realidad que demasiadas personas conocen y de la que muy pocas pueden escapar. Porque otro aspecto intrínseco a nuestra existencia es el hecho de crecer y las cuantiosas responsabilidades derivadas de ello. Cuando llegamos a la adultez, muchos perdemos el contacto con nuestro niño interior, esa parte de nosotros que se ilusiona con las pequeñas cosas de la vida y que puede tomarse las cosas con calma. Ahora ya no nos permitimos ni un solo momento para pensar en cómo estamos o cómo nos sentimos, simplemente actuamos y nos dejamos llevar.

A partir de esa presión social por ser productivo, aprendemos a vivir y, sobre todo, a trabajar de una forma automatizada, repitiendo el mismo proceso una y otra vez. La jornada laboral se convierte en una soga contra la que ya hemos dejado de luchar, y el reloj se convierte en nuestro único aliado, pues permite el paso del tiempo y reduce nuestra agonía. En algunas ocasiones, ni siquiera nuestros compañeros marcan una diferencia, ya que la competencia, el individualismo o las sonrisas hipócritas entorpecen la armonía y la convivencia, dos elementos claves para alcanzar el bienestar en el entorno laboral.

Fate of Kai

Sin demasiadas opciones más allá de la resignación, abrazamos la rutina como lo único que nos queda. Y es en esos pequeños momentos cuando realmente somos conscientes de nuestra situación y recordamos tiempos mejores. Épocas en las que perseguíamos nuestros sueños y dejábamos volar nuestra imaginación visualizando el futuro que buscábamos. Estos instantes resultan esenciales, ya que pueden suponer la chispa que nos devuelva a un estado de vigilia y nos incite a actuar para escapar de ese bucle que consume toda nuestra energía.

Despertando del aciago letargo

Gracias a un ritmo que nos mantiene en vilo hasta el final del recorrido, Fate of Kai logra concluir la aventura dando sentido a todas las migas de pan que han ido marcando el camino hasta la meta. Abarcando un gran número de situaciones, el juego nos guía a través de sus llamativas viñetas que se valen por sí solas para relatarnos la travesía hasta el castillo, donde cada personaje tiene un significado y donde cada escenario refleja una etapa de nuestra vida.

Con los pies en la tierra, el título de Trylight Game Studio nos recuerda que solo se vive una vez y que depende de nosotros tomar las riendas de nuestro día a día. Y lo consigue haciéndonos partícipes de la historia de Kai, una en la que cualquier persona se puede hallar reflejada. No exento de obstáculos, el sendero que transitamos es a todas luces sinuoso, mas con cada paso que damos, añadimos una experiencia más a nuestra mochila personal. Porque evolucionamos al tomar nuestras propias decisiones; no hay nada estipulado en nuestra ruta, sino que se hace camino al andar.

Este análisis ha sido realizado gracias a una copia digital facilitada por Trylight Game Studio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here