Trigger Witch

Hubo una época en la que el desarrollo de videojuegos puso de manifiesto la importancia de la optimización y la creatividad, ya no solo para vender más, sino simplemente por las limitaciones del medio. Por ejemplo, el desarrollo de The Legend of Zelda se planificó a base de unas plantillas en las que se organizaban los elementos clave, añadiendo las anotaciones específicas en los márgenes pertinentes. Al final, no era demasiado importante mostrar sus diversidades en sus mejores galas, pero sí crear mazmorras repletas de desafíos.

Así pues, desde las modestas primeras incursiones que cimentaron y dieron forma a proposiciones que sentaron cátedra a las entregas más experimentales y transgresoras, la saga que nos ocupa se ha ido replanteando de manera integral, manteniendo la esencia y al mismo tiempo definiendo una identidad propia creada acorde a sus mayores destrezas. Tal es así que es una de las más influyentes, siendo la inspiración favorita de innumerables desarrolladoras, entre ellas, la encargada de desarrollar este Trigger Witch, una aventura que reimagina el estilo de The Legend of Zelda con una nueva capa de pintura.

Pericia con el dedo suelto

A este respecto, la obra que nos ocupa nos lleva a un mundo fantástico habitado por brujas que han abandonado la magia con el fin de rendir culto a las armas. Un pequeño mundo abierto y de carácter no-lineal al estilo clásico de acción y aventura que reverbera con furia parte de los elementos característicos de la franquicia antes nombrada. Es más, el juego de marras comienza de la misma manera, con la protagonista durmiendo a placer. Si bien, la predisposición de la misma hacia las armas de fuego hace que esta sea de gatillo fácil, fomentando un desarrollo mucho más frenético y también visceral.

Trigger Witch

De hecho, para resolver y afrontar todas las situaciones difíciles que nos propone este Trigger Witch, unas que van más allá de los enemigos de rigor y que contemplan la resolución de mazmorras y rompecabezas, tendremos que hacernos por entero a las armas. Tanto es así que representan el núcleo de toda una experiencia que también está compuesta de elementos básicos a los que nos hemos ido acostumbrado de un tiempo a esta parte. Una experiencia en la que recogeremos muchas armas y que pueden mejorarse de distintas maneras, hasta formas muy variopintas, propiciando un desarrollo cargado de contenido en el que cada situación requiere un arma distinta.

Una propuesta divertida, aunque alargada en exceso

Con un estilo visual que recuerda a las clásicas aventuras desarrolladas en la época de los 16 bits y un modo cooperativo que enriquece las posibilidades jugables, Trigger Witch es una carta de amor a los juegos de los años 90 que consigue atrapar gracias a su virulencia y un amplio repertorio de enemigos. La única queja que se le puede poner y que ni todas las armas del mundo es capaz de resolver, es que el desarrollo del mismo puede alargarse en exceso, dado que parte de los quehaceres que llevamos a cabo terminan desembocando en una resolución similar.

Este análisis ha sido realizado gracias a una copia digital de PlayStation 4 facilitada por eastasiasoft.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here