Before I Forget

Todos tenemos objetos que decimos que tienen un valor sentimental, desde un puñado de fotografías hasta discos de música, ya que representan un pasado que nos retiene. Son una ventana que nos acerca a esos preciosos momentos que guardamos en la memoria y que nos recuerdan la noción del tiempo. Al fin y al cabo, somos coleccionistas de momentos, es lo que nos hace ser quienes somos, y no hay nada más poderoso y evocador que la memoria de un instante. Permea nuestras vidas y son fundamentales para nuestra existencia. 

Sin embargo, la memoria es finita, pues todos los recuerdos, incluso los fugaces, pueden desvanecerse, de modo que los sentimientos y las emociones en el proceso de mediación son capaces de generar un contexto distinto, una visión deformada de la realidad. En otras palabras, el dolor encierra el camino a la verdad, la ocultación de aquello que nos pasó, de nuestro sufrimiento. Y es eso lo que nos quiere contar Before I Forget, una caja con recuerdos de una historia de amor en medio de acontecimientos que hicieron historia, que no un fiel reflejo de los hechos.

Dando color a los recuerdos

A través de una vista en primera persona, Before I Forget nos pone en la piel de Sunita, una mujer que quiere darle una explicación a todo, aunque no la tenga en el momento, y eso incluye una visita guiada por una casa saturada por su propia y terrible soledad. Viajando al pasado en un tiempo presente, la gente de 3-Fold Games consigue ofrecernos una breve experiencia en la que un puñado de objetos cotidianos se transforman en instantes de alegría y de tristeza. Instantes con la vista puesta en el pasado y en cómo afecta a su presente, dos instantes que experimentamos como jugadores.

Before I Forget

Una experiencia ambientada en un mundo gris y sin colores, sin recuerdos alegres como el color verde de las plantas o el azul del cielo. Un mundo sin olores ni sonidos, sin elecciones ni sentimientos. Todos se han marchado por la tristeza del mundo, el mundo de Sunita. Así pues, el verdadero papel de la casa consiste en retener todos esos recuerdos para que nuestra protagonista viva sin ellos, y por lo tanto quede sumisa por la imposición de una realidad diferente. Es como un lienzo en blanco que debemos pintar.

Después de todo, los colores existen para algo y en Before I Forget son una parte capital en su desarrollo, ya que a medida que vamos dando una mano de pintura sobre una vida compuesta de grises, todo va cobrando sentido. Ya no vemos la realidad que queremos ver, una que otrora estaba amparada en la ilusión y en la fantasía, sino que vemos la verdadera realidad. Asimismo, la tendencia de ver solamente lo que queremos también se desmorona a medida que encontramos fotografías como una suerte de despertar, el despertar de un sueño, unos catalizadores visuales para evocar toda clase de recuerdos.

El fiel reflejo de la nada

Hay muchos tipos de miedo y no todos son sanos, pero el miedo a perder lo único propio, los recuerdos, es algo que nos aterra más que otra cosa. Before I Forget es la dicotomía del miedo en la realidad, un retrato tan íntimo como brutal de lo que es vivir con enfermedades tales como la demencia precoz. No cambia su forma de ser ni tampoco lo retuerce, sino que la obra que nos ocupa se representa mediante una herramienta perfecta con la que poder reproducir de manera fidedigna un síndrome que implica el deterioro de la memoria. Esta naturalización asume y reconoce la causalidad entre experiencias traumáticas y los distintos efectos psicológicos que estimulan este tipo de pérdida. 

Before I Forget

Igualmente, este Before I Forget es una muestra fehaciente de que el cambio genera incertidumbre y que esa incertidumbre nos da miedo. Al final, más que las manifestaciones implícitas del olvido así como la importancia del amor, y como este cambia nuestra forma de ver el mundo, Before I Forget es un alegato por la vida, en defensa de la vida, compuesto de capítulos e historias que alteran nuestra forma de ver el mundo, nuestro mundo interior.

Este análisis ha sido realizado gracias a una copia digital facilitada por Nerd Pirates.

2 Comentarios

  1. Da gusto leer análisis tan bien definidos y que sean sobre títulos indies, alejados de lo habitual en revistas y webs. Visualmente resulta muy agradable y su historia promete. Con ganas de seguir descubriendo nuevos mundos a través de vosotros.

    ¡Enhorabuena! 👏👏 Y saludos
    Marcos.

    • Nos alegramos haber generado tan buena impresión, sobre todo para con una obra que es bastante difícil de abordar. Si bien, el esfuerzo ha valido la pena, pues no se encuentran demasiadas propuestas amparadas en este tipo de temáticas.

      Un saludo y muchas gracias por comentar ^^

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here