Castle Renovator

Cuando pensamos en cómo sería la casa de nuestros sueños, pueden manifestarse varias imágenes en la cabeza.

Debe tener una piscina infinita, amplias ventanas correderas que dejen pasar la luz natural hacia su espacio interior, y también debe estar perfectamente alineada con los principios tecnológicos y vanguardistas de la domótica.

La casa de nuestros sueños debe superar todas nuestras expectativas y resumir nuestros mayores intereses de comodidad, diseño, construcción y confort.

Si bien, ¿cuáles serían nuestras expectativas si fuéramos atrás en el tiempo y pusiéramos nuestras miras en la Edad Media? Porque ahí las cosas fueron muy distintas para gente también muy distinta. Pues eso es lo que quiere ofrecernos Castle Renovator, una obra que aprovecha el furor del juego desarrollado por la gente de Empyrean, aunque en este caso, gastando todos los recursos que tenemos para construir nuestro propio reino. El reino de nuestros sueños.

Un reino próspero y justo

Somos herederos de una parcela, sin intermediarios ni comisionistas. A partir de ahí, el primero de los pasos es construir una casa y lo que siga a posteriori, claro está, pero no disponemos de dinero ni de recursos. ¿Cómo vamos a conseguir que nuestro reino prospere de esa manera? Pues por medio del sacrificio y la búsqueda del conocimiento. Para eso, nos ponemos frente a un tablón de anuncios y comunicados con propuestas de contratación que van desde la recogida de basura, pasando por el uso de fregonas para quitar la mugre acumulada y terminando por otras tareas que nos hacen dudar un poco acerca de la integridad de nuestros clientes.

Sea como fuere, no hay que olvidar que la Edad Media siempre se ha caracterizado por los increíbles hábitos en la higiene de las personas, dado que estas afirmaban que las capas de suciedad las protegían. El “cuidado” corporal no se detenía ahí, sino que se llevaba todavía más lejos, poniendo de manifiesto una época caracterizada por las frecuentes epidemias, mucha miseria y una suciedad reinante. Después de todo, la suciedad era (es) el caldo de cultivo de muchos y variados gérmenes, pero también de parásitos entre los que destacaban y destacan piojos, chinches y pulgas.

Eso es algo que Castle Renovator representa hasta las últimas consecuencias, tanto por medio de unas casas completamente ruinosas como a través de los propios escritos que vamos encontrando a lo largo de nuestro periplo (coleccionables al uso) y que describen la forma de ser de nuestros clientes.

Castle Renovator: un medievo relajante y regenerador

Por supuesto, las exigencias de los clientes van creciendo y, a la larga, no solo nos limitaremos al orden y la limpieza. También comenzaremos a ofrecer un amplio abanico de prestaciones para los hogares pertinentes, entre los que se encuentran servicios de reformas y reparaciones. Y pese a que, otrora no teníamos la experiencia necesaria para llevar a cabo esta clase de quehaceres, con el paso del tiempo vamos recibiendo las explicaciones pertinentes con contenidos bien transmitidos, planificados y adaptados a un nivel y estilo de aprendizaje. Poco a poco, nuestras percepciones van en aumento, descubriendo mecanismos capaces de optimizar los plazos de entrega al mismo tiempo que damos lo mejor de nosotros.

Que esto último no os lleve a equívocos, puesto que los plazos los marcamos nosotros. Al igual que House Flipper, el título de Pyramid Games es muy indulgente y relajante para con el jugador. Abierto para todos, sin presiones, Castle Renovator nos permite experimentar y descubrir cosas a nuestro propio ritmo. Puede que dispongamos de una creatividad algo más mermada, o que no esté a la altura de la obra antes nombrada debido a la época en la que estamos, pero eso no quita que no podamos experimentar con nuestra imaginación, fuente de todo pensamiento que se precie.

Ya sea eliminando la suciedad y las manchas más difíciles, o construyendo entornos imaginativos y transformadores que pueden ser de suma importancia, el juego que protagoniza estas líneas es un brillante experimento ilustrativo y un ejercicio terapéutico que muestra todas las bondades y asperezas del medievo. Una época que, por encima de todo, hizo gala de una profunda inventiva.

Este análisis ha sido realizado gracias una copia digital de Xbox Series S|X facilitada por Ultimate Games.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí